Bajo Tosko he incluido dos de mis alegorías. En este caso dos iturrimas. Hay mucha prosa, pero aún no la he montado en el sitio. Cuando leas su historia podrás comprender lo mucho que lo amé. Por ahora, te invito a leer primero un diálogo entre nosotros y después mi intento de resumirlo.
 
 

 

 

Minci y tosko
dialogo
 
Es certeza, pureza y espontaneidad
que, junto al diario alimentar,
hacen real y esencial ¡de importancia vital!
la fusión que se siente al amar.
 
Pues así empieza hoy esta declamación
dedicada ¿tú sabes a quién?
A ese Ser que me dio - más que su aprobación -
ese tácito “¡ todo está bien !”.
 
(Tosko)
 
“¡Estás bien como estás!
¡Me gusta lo que das!
¡Nunca cambies! ¡Deja todo igual!
De atreverme –quizás- solo pediría más:
¡desayuno del continental!”*
                              *(y más Breakfast, en general!)
 
“En tu nave o a pie: Te agradezco el pasear
Con (o sin) mi correa: ¡Me da igual!
Para mí, desfilar a tu lado, es mostrar:
Pedigree de ¡Canino Real!”
 
“A tu lado es que duermo. ¡A tus pies estaré!
No prometo dejar de roncar...
Pero ¡Cuido! ¡Vigilo! y ¡Hasta ladraré...
Si algún timbre llegara a sonar!”
 
“¡No te vayas muy lejos! ¡Ni vayas sin mí!
¡Te acompaño! ¡Estoy listo! ¿No ves…
...Que te estoy esperando – paradito aquí -
a que digas “Let’s Go!” en tu Inglés? “
 
“¡No te creas que no sé de todo tu vaivén!
¿Quién requiere de ojos para ver?
Aunque ronque ¡No duermo!
Se sabe que estoy: ¡Bien
atento al diario suceder!”
 
 
(Minci)
 
¡Aquí estoy! ¡Ya llegué!
¿Me podrás perdonar
que me he tenido que ausentar?
Ya lo sé,
Lo aprendí de tu sabio enseñar:
¡q´ es “el hoy” donde es mejor estar!
 
¡Soy la sombra a tu lado!
¡Me opaca tu Gris!
¡Qué aplomado que es tu acompañar!
Tu peso antracita y argento barniz
dan prestancia a nuestro junto andar.
 
El que mire en tus ojos: ve un ámbar de amor
que vislumbra una inmensa ternura.
 Tu Bondad y Lealtad son del mismo color
de la Gratitud y la Dulzura
 
¿Qué más te puedo dar que pueda demostrar
lo que significa tu presencia? 
Llegaste a mi vida para comprobar
que el tamaño más grande es la Ausencia.
 
Sólo ahora he podido -¡por fin!- entender
lo que era ese inmenso dolor
que dejaste a tu ida, en ése atardecer:
Y es que ¡es Gris el color del amor!
iturrima  '09

 

Tosko es poesía 

 

Y todos preguntan:
¿Cómo era tu Tosko?
¿Qué tal tu mascota, describirlo podrás?
¿Porqué lo recuerdas?
¿Porqué es que lo extrañas?
¿Porqué es que su falta te afecta de más?
 
Y digo: ¡Ay, amiga! ¿Por dónde comienzo?
No sé si me explico o lo logre jamás...
Ese era ¡mi hijo!
Sosiego y abrigo.
Mi sombra; lucero
y mi fuente de paz.
 
Y hay quienes exclaman:
¿Tu hijo? ¡Imposible!
¡Si es q´ es solo un  perro!
¡no hay comparación!
Contéstoles, cierto,
que de esos no tuve...
Quizás sea por eso
la compensación.
 
O  más bien lo otro:
eso de divino,
milagro azaroso
¿o casualidad?
Una de esas cosas que tiene el destino,
de poner a mano lo que hay que cuidar.
 
Si pienso en mi Tosko,
me pongo muy triste,
de un triste infinito
y no puedo aceptar
cómo es que mi Luli
sienta lo contrario:
¡se alegra!
es un gozo (para él) recordar.
 
Y revive dulzuras, encantos y cuentos.
¡Sonrisas! le causa el Tosko en su ayer.
Mientras que, en mis entrañas,
se me abre ese hueco,
ese abismo que duele,
y dejó sin querer.
 
A Daniel le sobran
razones, motivos.
Es sabio, profundo, asertivo
 y sagaz.
El sabe que Tosko lo tuvo,
obtuvo
lo que pocos en vida
lograrán jamás:
 
El todo.
Totales.
La Suma de Enteros
¡Jamás por mitades!
¡Nunca hubo fracción!
 
Pues Tosko inspiraba,
y descifraba claves
El era la “equis”
de toda ecuación.
 
Por eso es que dice mi esposo (contento):
“No cabe en mi mente nada reprochar...
Y -por el contrario-
me es puro deleite
su solo recuerdo poder celebrar!”
 
Es otro mi caso, amiga querida,
lamento admitirlo (es el tema en cuestión):
Por más que me sobren
palabras y verbos;
metáfora y símil
y motivación…
 
Por más que me empeño,
insisto, pretendo
explicar,
 rendir cuentas,
quererlo imprimir…
No logro captarlo
ni verbalizarlo.
No sé, su dulzura,
en texto traducir.
 
Epítetos tiernos, anécdotas dulces;
enseñanzas de vida, travesuras de bien.
Adverbios de afecto;
proverbios correctos:
los cargo ¡vigentes! entre sien y sien.
 
Pues juntos, con Tosko,
los tres recorrimos,
caminos de ensueño, senderos del bien.
Rendimos,
cumplimos
y nos atrevimos
a hacerlo y a serlo: mejor cada quien.
 
Desafiando destinos, ¡con todos cumplimos!:
con todos los seres de ese recorrer:
patricios, plebeyos,
con feos y con bellos
por igual nos dimos
sin distingo hacer.
 
Por eso reclamo a la vida una cosa.
Un solo pedido, un solo exigir:
Si mi pluma es liviana,
y me sobran las ganas…
si inspira y conmueve a mil veces decir:
que su vida fue buena,
fue noble,
fue llena,
que todo le dije
y que todo le dí...
 
…pregúntote amiga:
¿si está tan presente,
tan vívido en mente, latente y “aquí”...
¿porqué es que no puedo,
no logro, no alcanzo
no entiendo, no llego
su poema escribir?
 
Su vida y recuerdo son como burbujas:
frágiles membranas, celulosas de amor
infinito,
insondable,
inefable,
intangible.
No puedo agarrarlas, pues pierden fulgor.
 
No es posible, factible,
-tampoco admisible-
dar materia a la esencia,
ni tampoco podrás
un imán amoroso
contener del reboso,
ni, cual genio
en botella
enfrascarlo jamás.
 
Con solo intentarlo,
de solo pensarlo
en tus manos estalla:
¡jabonoso cristal!
La materia trasciende,
cual vapores, asciende.
Sus burbujas revientan,
flotando se irán.
 
Y es así como huyen
-se escapan fugaces-
las rutas y andares de mi recordar:
¿Captar lo imposible?
¿Retener los quizáses?
¿Repetir la quimera?
¡Utopía del amar!
 
Pues Lo Bello
 El Todo
Lo llamado “Absoluto”
Integral, Impoluto,
no se deja juzgar.
No tiene asidero,
asa, agarradero.
¡Ni lo sueñes!
Ni quieras:
¡No se deja atrapar!
 
Y eso mismo es mi Tosko…
Eso mismo que dije
del total y del todo;
 del siempre y jamás;
Y por eso no puedo,
-de veras, lamento-
no poder dar respuesta
a la pregunta de atrás...
 
Y entre tanto me quedo,
te quedas
y queda
su tema en suspenso,
sin definición:
 
Inefable, Imborrable,
Infinito y Glorioso
 
¡Es Poesía!
¡Eso es Tosko!:
¡Pura declamación!