Feliz Navidad 2010. Un cuento de Navidad con rima.

 

Y qué es la Navidad en rima y poesía?

Siendo mi segundo canto - homenaje a la Navidad,
es mi primer intento por definir y conciliar la inexorable yuxtaposición emocional con que la vivimos.

 

 
Después de que leas este poema del 2010, ve a ver el acróstico para Navidad 2012

Navidad
 
Es la misa de Cristo en su natividad.
Es imán que amalgama confraternidad.
 
Es la paz de Esa Noche que canta con fe
la gloriosa epopeya de María y José.

Es realeza que viaja a ofrendarle al Bebé
–  en esencias de Oriente –: ¡Magia! a Nazaret.
 
Es corona de Adviento y sus fuentes de luz:
Paz, amor, tolerancia y cristiana virtud.

Es el Norte del Hado y – luz siendo – ­ilumina
desde el copo de tu árbol nostalgia opalina.

Es pesebre; es portal. Figuras de Belén.
Es re-hacer una escena que inspira a hacer bien.
 
Es canto. Villancicos. Estribillo en compás;
¡y pasitos de gaita pa ´ lante  y pa  ´tras!
 
¡Aguinaldos! ¡Regalos! Momentos de entrega
al pariente, al amigo; al vecino, al colega.

Es el cuento de Dickens y el óleo de El Greco.
Es abrigo de gala en chales y chalecos.
 
Es hacer una lista. Esperar la sorpresa.
Es – vestida de estreno – decorar tu mesa.
 
Es el niño que admira – asombrado de ojos –
cuentos coloridos de un hombre de rojo
a sabiendas de que – quien traerá lo “encargado” –
es aquél Niño Dios, a quien él le ha rezado.

Patinatas nocturnas con misas de gallo.
Es cenar con los tuyos y remendar fallos.
 
Es onoto en hallacas; y clavos de olor
coronando jamones de ese embutidor.
 
Es turrón, panettone, pernil, Ponche Crema.
Y ¡con pan de jamón me comí este poema!

Navidad son vivencias con las que uno crece.
Son sabores crujientes, dátiles y nueces.
Son escenas nostálgicas de la niñez:
Inocencia. Ilusiones. Cero rigidez.
 
Es Tchaikovsky que dice – en sonidos de hadas –
que el sueño, en ballet, es dulzura encantada.
 
Es un coro oratorio de amor händeliano
alabando, en pasión, al Mesías soberano.
 
Es La Billo ´s de fondo; es salero que mueve
a bailar los merengues de tus diecinueve.

Y…
 
 
Es un ciego boricua tocando en guitarra
amorosos deseos, en simplísimas barras.

El mensaje ¡es de Cristo!; y – con él – Feliciano
le enseñó al mundo entero a amar en castellano…
 
pues, en su letanía, está diciendo: “Oye, hermano:
 Feliz Navidad es ¡te quiero! en cristiano”.

iturrima navideña 2010