Mi poema a Lucía

Al simbolizar el abrir de ojos, Lucía es toda mujer
en algún momento de su re-descubrimiento propio.
 
 
 
Tu Lucía

Lucía
tan hermosa
-como nunca-
ese día.

El día que el cerúleo
de índigos mares
de pardo a turquesa
sus ojos cambió

La noche del día
en que todo aquél sueño
de encajes tejidos
se desbarató

¡Volver hasta el hilo!
Sentir sus enredos
cautiva en encantos
temidos
o no.