Román Paraja firma con el inefable nom de plume de “El Sirácida”. Es un ángel que vino al mundo a colmar espacios con amor, educación, poesía y compasión. Entró a mi vida a través de ese nuevo medio intangible pero inminente que la tecnología ha hecho posible; y desde que lo hizo, no deja de llenarlo con sus mensajes de profunda concepción existencial a través de su muy humano lirismo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
De iturrima para el el poeta, Román el Sirácida,
con las gracias por traerle poesía a mis días!

Frases no hechas, frases no dichas:
Ese suspenso de futuribles…
Ese reproche. ¡Cuánta desdicha!
El peso muerto de lo indecible.

¿Porqué no dije? ¿¡Que me costaba!?
si ¡una palabra! lo descifraba…
Esa palabra -¡que es una frase!-:
fin y principio; virtuosa base.

Cristo la dijo ¡y las dijo ¡todas!
en enseñanzas y con acciones;
con sus vocablos ¡siempre de moda!
abrió caminos, ¡constelaciones!

“¿Porqué, buen fraile, tememos tanto?
¿Porqué omitimos? ¿Porqué callar?
si con lo inerte, hay tanto llanto…
¿Porqué es difícil el verbo amar?
                                                                                     iturrima 8 junio’10

 

 

 
 
¿Y si hacemos como Lopez ….
y nos sale bien el día?
Lo llenamos de alegría,
y la regamos por doquier…
Elevamos la mirada
decimos par de bobadas,
reímos a carcajadas
del alba al atardecer?

¿Y si hacemos como López…
y andamos con entusiasmo,
dejando atrás el sarcasmo
y cultivando lo bueno…
Cambiando lo negativo
por su lado positivo
y aportamos, constructivos,
antídotos al veneno?

¿Qué daño puede hacer Lopez
a un mundo que está carente
a veces ¡hasta demente!
por falta de amor cristiano?
¿Qué tal si hoy lo emulamos…
y damos ánimo y mano?
El Ideal Lopeciano:
es llegar a anciano ¡¡sano!!
 
iturrima´10
 
 
 
AL JARDINERO DEL BONSAI

Solo al buen japonés se le pudo ocurrir
una mata cualquiera querer comprimir.
Cultivar planta enana,
con industria artesana
¿Qué quiso el nipón a Occidente decir?

Como en Tokyo, Sapporo, Hiroshima y en Kobe
la estatura del hombre -sea viejo o sea jóven-
es menor que el promedio
de por éstos predios...
dijo : “¡le  hago doblarse! ¡y que se jorobe!”

¡Hay que ver la paciencia, el amor, la maestría
que requiere el cultivo de esta agronomía!
Pues ¡no es anomalía
en su anatomía!
sino verdadera hortelana osadía.

Ya hemos visto ¡aquél arte! con que se les poda
Se les llega a dar forma de arca y pagoda
Quisquilloso placer:
Arte al arborecer
Cada obra un cantar, un poema ¡una oda!
 
                                                                                       iturrima ´10
 
 
Amigo poeta,

Estoy afectada: triste por el mundo
Las cosas que pasan, poeta, ¡qué cruel!
Las mil injusticas, ¡tanto sufrimiento!
A veces no duermo, erizada de piel.
 
Mi vida es ¡tan fácil!, tan grata, tan buena
en comparación con tanta humanidad.
Me siento obligada a devolver algo
y quisiera hacerlo de verdad-verdad.
 
Por eso es que rimo, por eso es que hay versos
alegres y, a veces, profundos también
¡Es mi patrimonio!, ¡mi haber! Mi manera
de hacer lo cristiano sin mirar a quien…